sábado, 12 de noviembre de 2011

NUESTRA OPINIÓN ACERCA DE CÓMO ATENDER A LA DIVERSIDAD EN UN GRUPO HETEROGÉNEO

En primer lugar, la clave fundamental para educar a la diversidad es la organización de la clase. En la mayoría de los grupos existen alumnos con Necesidades Educativas Especiales. Para actuar adecuadamente y que el sistema educativo sea ideal para todos, es fundamental que en el proceso de aprendizaje exista una interacción y participación del alumnado. Los especialistas afirman que los principios guía deben de estar presentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje son: interacción, innovación y flexibilidad.
La idea de interacción nos parece muy importante, ya que, permite desechar el silencio en el aula y el aislamiento para dar paso al contacto interpersonal. Nosotros como maestros debemos permitir que los niños hablen,escuchen, discutan, sientan y vivan dentro del aula. Esta interacción está íntimamente ligada con la cooperación. Una cooperación más allá de un trabajo en equipo, tratándose más bien de observar la vida en el aula como un espacio plagado de relaciones interpersonales dirigidas a la ayuda recíproca y compartida para contribuir al aula que integra niños con NEE.
Desde nuestro punto de vista, la vida social en el aula debe desarrollarse formando pequeños grupos de cuatro o cinco niños y niñas. En este tipo de aula se pueden trabajar actividades de aprendizaje individuales o colectivas, en las que existe interacción entre pares y cooperación en el que ambos se enriquecen por ejemplo mediante la tutoría entre iguales; trabajo en equipo; agrupamiento flexible;trabajo por proyectos...

Aquí os dejamos un vídeo donde nos explica muy bien en qué consistirían los grupos interactivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario